24.8.14

Instante eterno


Abrazada a ti, como aquella noche, cuando por vez primera en tus ojos vi mi luz, me retuviste en el umbral sereno y cómplice de tu mirada, para renacer en ti, en tu camino, en tu voz que me guía y me señala como tuya.

Es mi cuerpo el más dulce de los lienzos que se abre frágil para descubrirme en tu fuego, en el manantial perfilado de tus besos, en tu boca que con tu hierro me marca.

Busco ser más que el eterno instante que me ofrecen tus ojos, cuando habitas en mí, en mis latidos, en tu savia que me viste y tus susurros que desnudan mi alma.

Tu imagen se repite en mi retina, me reclaman tus manos, tus dedos me marcan, dibujan tu nombre como antaño, como siempre hasta absorber de mí, el último aliento.

Duermo al calor de tu abrigo, llenándome de ti, de tu lluvia incandescente.

>> Lluvia <<   35/52


Gracias por la imagen, Sindel

19 comentarios:

  1. Un momento especial, como un momento especial del pasado. Un momento especial preludio de más momentos especiales.
    Muy bien escrito.
    Sugestiva imagen.

    ResponderEliminar
  2. Hola. Wow! Muy intenso texto, me ha gustado mucho. Un instante eterno entre dos almas inmortales.

    Saludos, que tengas excelente inicio de semana.

    ResponderEliminar
  3. Momentos intensos que vuelan y perfilan en la intensidad de tus palabras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Una lluvia pertinaz, que deja huellas de placer.
    Sugestivo y potente.
    besos

    ResponderEliminar
  5. Llenándote de su lluvia, de ese instante mágico mojado de gotas grabadas en tu piel.

    Me ha encantado tu entrada.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Un instante que merece, obviamente, ser eterno por lo sensual y mágico.
    Que hermoso texto, me ha encantado!!!
    Cariños…

    ResponderEliminar
  7. MOMENTOS ROMÁNTICOS, SENSUALES Y HERMOSOS.
    UN ABRAZO VERITO!!!

    ResponderEliminar
  8. Hermoso y sensual texto! Y esa lluvia incandescente que llega y se hace estigma.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Revivir ese instante eterno. Qué bonito lo de es mi cuerpo el más dulce de los lienzos que se abre frágil para descubrirme en tu fuego, en el manantial perfilado de tus besos, en tu boca que con tu hierro me marca.
    Me ha gustado mucho tu entrada, Verónica.
    Un abrazo, guapa.

    ResponderEliminar
  10. Guauuu intenso y eterno instante!!!
    abrazos

    ResponderEliminar
  11. Me gustó el texto, la intensidad del momento, pero tengo que decirte que no tanto al imagen que elegiste para acompañar. Demasiado machista para mi gusto, sorry
    =)

    ResponderEliminar
  12. Lluvia que hace que se pierdan los sentidos y se deje de ser quien es. El amor es cosa de dos y en esa fusion se engrandece el alma.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. Un texto muy romántico, sensual, provocador. Recuerdos, momentos especiales retocados por esa lluvia incandescente. Genial!
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. lluvia intensa de intimidad en tu relato Vero!

    ResponderEliminar
  16. Más que el eterno instante como el amor envuelto en el liezo guarda cual tesoro ese lienzo que como tu poema tiene olor y sabor a ti....esos dedos que pintan tu nombre en la piel
    ¡Genial!
    Besos.
    André

    ResponderEliminar
  17. Precioso texto que conjuga deseo y amor dejando a los desvaríos de cada cual la inclinación de la balanza.
    Besos Verónica.

    ResponderEliminar
  18. :)

    Que siga lloviendo así de bien.

    Besos.

    ResponderEliminar